¿Qué es Shopify? Detalles y ventajas

Shopify sin duda está dando que hablar los últimos años por su imparable crecimiento y es que es cierto que cada vez está generando más interés.

Así, a bote pronto, y con una rápida comparativa en Google Trends podemos ver cómo Prestashop viene desplomándose desde hace ya tiempo y en menor medida lo ha ido haciendo Magento.

Shopify ha conseguido, no solo alcanzar a WooCommerce que parecía que se estaba comiendo el mercado de los CMS/Plugins orientados a la venta en Internet, sino que ha conseguido superarlo en cuanto a interés.

Para ampliar un poco de información, un sitio web que uso normalmente para ver la tendencias de uso de tecnologías es w3techs.com.

En este sitio web se puede ver como la tendencia, ya no solo de interés, sino que también de uso es ascendente.

Shopify ha pasado de usarse en el 1,3% de sitios web a usarse en el 1,7%

Así que la pregunta, en este punto es …

¿Por qué Shopify ha crecido tanto?

A mi modo de ver las cosas lo ha estado haciendo bastante bien durante mucho tiempo. Al tratarse de un SaaS (Software as a Service) elimina una gran barrera técnica de entrada.

  • No tienes que contratar un hosting. Y además tienes el estado en tiempo real de sus servidores y tiempos de respuesta así como notificaciones de incidencias.
  • Permite usar tu propio dominio.
  • No tienes que instalar el CMS, supongamos que es WordPress + WooCommerce o Prestashop. Su instalación para los técnicos es muy sencilla, pero para un profano en la materia puede ser costoso y el tiempo no es algo que nos abunde en los días que nos ha tocado vivir.
  • Permite una prueba de 14 días gratuita sin necesidad de introducir ni un solo dato de pago.
  • Diseño atractivo y variado sin necesidad de programar, instalar o configurar themes.
  • Una vez que te das de alta todo es muy intuitivo, mucho más que los «complejos» backends de Magento, WordPress o Prestashop. De hecho me recuerda mucho al Escritorio de WordPress.com.
  • La documentación está muy clara y bien organizada.
  • Te permite centrarte en el marketing en muy poco tiempo. Al final lo que interesa a la gente es vender y no perder tiempo y hacer grandes inversiones en soluciones tecnológicas a no ser que sea muy especificas.
  • Tiene soporte a través de formulario y de chat en inglés, cualquier duda, con el manejo de un poco de inglés, te la pueden resolver en tiempo real. De nuevo, no se hace perder el tiempo.
  • Tiene punto de pago.
Monta tu negocio gratis durante 14 días. Sabemos que como te va a gustar te vas a quedar con nosotros. Así debe pensar Shopify.

Coste de Shopify

Como hemos destacado, se te permite una prueba gratuita de 14 días, pero a partir de ese momento, tendrás que elegir uno de los 3 planes principales que se ofrecen.

La prueba gratuita es extremadamente sencilla, cumple con la máxima de que el objetivo se pueda conseguir como máximo en 3 clics, y así es.

  1. Clic en prueba gratuita.
  2. Pequeña encuesta de uso y de ingresos.
  3. Datos personales.

Con estos datos ya tienes una tienda funcional. Pero una vez pasados los 14 días gratis deberás elegir uno de los planes de los que disponen.

Planes de Shopify y sus precios

A este coste mensual fijo hay que sumarle una tarifa por cada compra que se realice con tarjeta de crédito.

  • Plan Básico: 2,4% + 0,25€ fijos.
  • Plan Shopify: 2,1% + 0,25€ fijos.
  • Plan Advanced: 1,8% + 0,25€ fijos.

Si nos movemos entre los 1 y los 100 pedidos mensuales sabemos que al mes como máximo pagaremos 25$.

La parte variable dependerá de nuestros productos, por lo que tenemos que tener muy claro cual es nuestro margen para bien repercutir este precio dentro de la plataforma o bien asumirlo nosotros.

Hay que tener en cuenta que si competimos por precio y repercutimos ese importe variable en precio final podemos tener una desventaja competitiva, y si lo asumimos nosotros, el margen de media será un 2% menor (solo con costes de la plataforma, inversión en marketing adicional).

Por ejemplo, un cliente con una tienda con 1200 pedidos anuales y una facturación de 240.000€ tendría un coste de:

  • 79$ * 12 = 948$ (asumamos misma cifra en €)
  • 240.000€ * 2,1% = 5.040
  • 0,25€ * 1200 = 300
  • Anualmente la plataforma nos costaría 6.288€.
  • NOTA: Asumiendo que todos los pedidos se hagan con pago con tarjeta a través de Shopify, las plataformas como PayPal tienen sus propias comisiones.

Vamos a compararlo con el uso de una solución como WooCommerce.

  • 266€ anuales de hosting, por ejemplo de Host-Fusion.com.
  • 240.000€ * 1% = 2.400€ (las comisiones de TPV de RedSys rondan el 1% pero pueden ser ligeramente menores).
  • Si tenemos un servicio de mantenimiento contratado de nuestra tienda de unos 100€ mensuales 1.200€ anuales.
  • Anualmente un WooCommerce implicaría 3.866
  • NOTA: Hemos asumido la contratación de un servicio de mantenimiento WordPress con precio elevado y una comisión alta del TPV de RedSys. Además de un hosting de alto rendimiento.

La solución con Shopify es 2.400€ más cara anualmente para este ejemplo. La pregunta sería ¿la tranquilidad que da tener la tienda en un SaaS, su soporte, su facilidad y su «me lo hago todo yo», valen esos 2400€?

Otro ejemplo con una tienda más modesta de 600 pedidos anuales y una facturación de 78.600€.

  • 79$ * 12 = 948$ (asumamos misma cifra en €)
  • 78.600€ * 2,1% = 1.650,6
  • 0,25€ * 600= 150
  • Anualmente la plataforma nos costaría 2.748€.
  • NOTA: Asumiendo que todos los pedidos se hagan con pago con tarjeta a través de Shopify, las plataformas como PayPal tienen sus propias comisiones.

Con un Prestashop:

  • 266€ anuales de hosting, por ejemplo de Host-Fusion.com.
  • 78.600€ * 1% = 786€ (las comisiones de TPV de RedSys rondan el 1% pero pueden ser ligeramente menores).
  • Si tenemos un servicio de mantenimiento contratado de nuestra tienda de unos 100€ mensuales 1.200€ anuales.
  • Anualmente un Prestashop implicaría 2.252
  • NOTA: Hemos asumido la contratación de un servicio de mantenimiento Prestashop precio elevado y una comisión alta del TPV de RedSys. Además de un hosting de alto rendimiento.

En este caso la cosa está más reñida, la diferencia no es tanta. Para optar por Shopify u otro CMS me haría las siguientes preguntas.

  • ¿Cual es el coste de puesta en marcha de la nueva web?
  • ¿Cual es mi facturación anual?
  • ¿Cuántos pedidos anuales estimo o he tenido anteriormente?
  • ¿Cual es la comisión media de todos los pedidos? ¿Vendo más por PayPal? ¿TPV?
  • Si uso un CMS ¿voy a contratar mantenimiento? ¿soy capaz de gestionarlo yo?
  • Si uso un CMS ¿qué hosting voy a contratar? ¿compartido, vps, elástico, dedicado?
  • ¿Tengo otros canales de venta que me ayuden a cubrir los gastos de Shopify?
Costes sin tener en cuenta número de pedidos, asumiendo 266€ de hosting y servicio de mantenimiento de 1200€ anuales.
Coste sin tener en cuenta el número de pedidos, asumiendo un hosting más económico de 100€ mensuales y sin servicio de mantenimiento.

Gestión de tienda

Como comentaba anteriormente todo es muy sencillo dentro de Shopify

Aspecto visual

Este gestor de comercio electrónico dispone de 72 themes en total en su tienda de temas visuales, 8 de ellos gratuitos y el resto de pago.

Los precios son algo elevados en su tienda oficial, rondan los 180$ pero son bastante atractivos y todos responsive.

Panel de gestión de Themes dentro de una tienda en Shopify

Además de la tienda oficial de themes disponemos en Internet otros muchos recursos donde descargar y comprar temas para Shopify. Por ejemplo desde la archiconocida ThemeForest, o de tiendas especificas como Thimatic, Shoptimized o Arenacommerce, entre otros muchas que con una simple búsqueda en Google podrás encontrar.

Todos los themes son modificables, aunque veremos esta parte luego, en la parte de desarrollo en Shopify.

Categorías y productos

Al igual que en cualquier ecommerce podemos generar categorías (en Shopify llamadas colecciones) y productos.

Los productos

Los productos tienen una gestión básica, donde además de añadir nombre, descripción, URL, y valores como el precio y el peso que se usará para calcular las tarifas de envío también podremos poner las variaciones del producto.

Por desgracia Shopify por defecto nos deja solamente añadir tres características, por ejemplo, si vendemos zapatos, solamente podremos indicar material, talla y color, no podremos combinarlo con más atributos. Como máximo, sin realizar modificaciones o usar apps externas, nos deja solamente tres atributos para generar las variaciones.

Máximo tres opciones para realizar las variaciones.

Lo bueno es que conforme añadimos las opciones se nos van generando las variaciones que podemos editar de forma independiente o de forma masiva. La edición, he de decir, que es bastante intuitiva.

Gestión de inventario

Aquí entran en juego las sucursales. Las sucursales son, a groso modo, almacenes desde los cuales preparar los pedidos y donde tener stock de tus productos.

Por defecto Shopify nos dejará establecer una sucursal por defecto o prioritaria aunque a la hora de cambiar el estado del pedido a Preparado podemos seleccionar la sucursal desde donde se realizará el envío.

Si nos quedamos sin stock en algunas de las sucursales Shopify mirará en las otras para permitir hacer el pedido y mostrar el producto con stock.

Además se nos permite hacer transferencias de stock entre sucursales y verlo en forma de histórico para controlar como se mueve nuestro stock entre sucursales.

Las colecciones (categorías)

Además de los elementos básicos como nombre, descripción e imagen destacada hay cosas que me han llamado bastante la atención y me han gustado.

Se pueden generar categorías de forma dinámica, añadiendo de forma automatizada los productos que cumplen ciertas características en base a:

  • Etiqueta del producto.
  • Nombre del producto.
  • Tipo de producto.
  • Proveedor del producto.
  • Precio del producto.
  • Peso del producto.
  • Existencia en el inventario.
  • Título de la variación.

Esta funcionalidad la considero muy útil para categorías dinámicas, por ejemplo, una que se llame «Últimas unidades», o «Camisetas rojas». Te olvidas de la gestión cuando cambies los productos.

Además en cada colección puedes indicar para donde quieres que esté activa, si solo para la tienda o también para Facebook o Merchant de Google.

Métodos de pago

Shopify no ofrece conexión directa con TPVs de bancos, sino que para pagar con tarjeta de crédito / debito se debe hacer a través de Shopify Payments o de proveedores externos como Stripe.

La comisión que se lleva Shopify por usar Shopify Payments va a depender del plan que se tenga contratado y la plataforma de pagos se debe configurar como si fuera una externa. Aquí se configurará el IBAN donde se quiere recibir el dinero de los pedidos así como nuestra información fiscal y la frecuencia de cobro.

Con Shopify Payments elegiremos que método de pago queremos aceptar.

Con los métodos de pago simplificados podremos realizar el pago rápido de PayPal, Amazon o Shopify, de forma que, los dos primeros, nos permitirá hacer el pago directamente con nuestra información almacenada en dichas plataformas y en el tercer caso, con la información guardada en la tienda donde se esté realizando el pago. La comisión a aplicar será la de cada plataforma.

A destacar también la opción de realizar cobros multimoneda y la protección de fraude de los pagos.

Gestión de envíos

Una de las partes quizá que más corta se quede, sobre todo a la hora de integrarlo con tracking de SEUR u otros proveedores. Sí que he leído la posibilidad de integrarlo de varias maneras pero ninguna de forma directa como te ofrecen WooCommerce, Prestashop o Magento… por lo que de momento nos olvidamos de poder imprimir la etiqueta del paquete directamente desde el backend a no ser que se use Shopify Shipping que solamente está disponible para los pedidos que se envían desde centros de logística en Estados Unidos (USPS, DHL Express y UPS) y Canadá (Canada Post).

Por lo demás tenemos una configuración por zonas, al modo de Prestashop donde establecemos los precios por peso y medidas en base a la zona de envío. La información de peso la cogerá de la configuración de cada producto para calcular la tarifa.

Editor de Zonas de envío para Shopify

Navegación

Dependiendo del theme usado, tendremos una o más áreas de navegación (a lo WordPress) y en cada una de esas áreas podremos generar un menú de navegación que por defecto permite introducir:

  • Categorías.
  • Productos.
  • Páginas estáticas.
  • Blog.
  • Artículos del blog.
  • Políticas.
  • Buscador.

Como se puede ver se abarcan todos los elementos necesarios para facilitar la navegación a los usuarios.

Lo que he echado en falta es que quede más claro donde poner un enlace personalizado donde introducir manualmente la URL, aunque no será una de las funcionalidades que más se use.

Gestión de menús en Shopify. Claro y sencillo.

Marketing

Este CMS para montar tu tienda online dispone de un apartado de «marketing» desde el cual se pueden crear campañas de marketing directamente desde el panel de Shopify. De esta forma se pueden generar campañas con:

  • Facebook.
  • Google Shopping.
  • Campañas de email marketing.
  • Microsoft Shopping.
  • Campañas de SMS.
  • Snapchat.

Si bien se puede integrar con otras muchas aplicaciones de la App Store de Shopify también orientadas a hacer marketing.

Por ejemplo, para hacer email marketing disponemos de muchas apps si usamos Mailchimp o usamos Getresponse. También tenemos una cantidad interesante de integración con aplicaciones para anuncios y remarketing y para optimizar el SEO de la tienda.

Respecto a los descuentos se pueden crear y gestionar desde el backend pudiendo generar cupones para tus campañas de marketing o vender tarjetas regalo aunque, de nuevo, se pueden extender las funcionalidades con todas las apps relacionadas que están en la tienda.

A groso modo, para hacernos una idea de tener un marketing completo, listo una serie de aplicaciones así como su precio.

Y así podemos seguir… Como se puede ver montar una estrategia de marketing apoyado en apps puede resultar algo caro, tanto de poner en marcha como luego llevar un mantenimiento.

Analítica Web

El propio Shopify tiene un panel bastante chulo para su propia analítica. Sinceramente bastante más logrado que los paneles por defecto de estadísticas de gestores como Prestashop.

No obstante siempre viene bien tener tu página web integrada con Google Analytics. Esto se puede hacer de una forma muy sencilla desde el panel de Preferencias de Shopify aunque recomiendo usar Tag Manager con apps como Google Tag Manager Suite que también te va a servir para gestionar etiquetas de marketing como las de remarketing o las de Facebook.

Panel de analítica dentro de Shopify.

SEO en Shopify

Dependiendo de la estrategia y de tu plan de marketing te puede resultar interesante hacer un trabajo de posicionamiento web orgánico para tu tienda online en Shopify. Pero … ¿está Shopify preparado para hacer SEO?

Evidentemente la base del SEO para Shopify es la misma que para el resto de plataformas de ecommerce, es decir, todo parte de un buen análisis de palabras clave, intención de búsqueda y de la arquitectura del sitio web.

Dejando esa base de lado, Shopify tiene los elementos más básicos para afrontar el SEO OnPage.

  • Posibilidad de modificar title, la meta de descripción y el slug de la URL mediante un previsualizador de como se vería el producto o la colección en los resultados de búsqueda.
  • La posibilidad de añadir el texto alternativo a las imágenes que se suben a los productos y a las colecciones.
  • Se pueden añadir los elementos que se necesiten en el menú para facilitar la navegación dentro del sitio web.
  • La velocidad de carga generalmente es buena, pero hay que tener en cuenta, que como sucede con cualquier otro CMS, cuantas mas apps (plugins o módulos en otras plataformas) se añadan, estas pueden inyectar CSS y JS para su funcionalidad y hará que el sitio se pueda hacer más lento. Se debe tener en cuenta también el tamaño de las imágenes.

El tema es que tiene algunas cosas que bueno… puede costar un poco hacerlas. De lo que más peca Shopify es de su estructura de URLs, generando contenido duplicado por doquier.

Eso sí, todas las páginas de producto, aunque la URL por la que se llega es distinta, todas tienen su canonical. Por suerte modificando los ficheros del theme podemos hacer que se enlace correctamente directamente al canonical.

Otra fuente de contenido duplicado son las variaciones de producto, por lo que antes de ponerte a crear variaciones a diestro y siniestro te tendrás que asegurar que tiene búsquedas y es interesante par el usuario. Además tendrás que generar contenido de valor y diferencial para cada una de esas variaciones.

Decir también que no tenemos toda la libertad que podemos tener en un CMS para gestionar el mapa del sitio o el fichero robots.txt por lo que nos podemos ir olvidando de gestionar de una manera más eficiente el rastreo de Googlebot aunque podemos evitar que se indexen algunas páginas modificando el código de las mismas.

También es más que recomendable instalar la app JSON-LD for SEO, que permite marcar con datos estructurados toda tu tienda online y te ahorrará modificar ficheros del theme manualmente.

Respecto al contenido más informacional decir que el propio Shopify incluye un blog que puedes mantener yendo a por las palabras clave más interesantes y acordes a tu estrategia de contenidos.

Desarrollo para Shopify

Las líneas de desarrollo para Shopify siguen dos caminos muy marcados. Por un lado el diseño y desarrollo de themes (o modificación de los existentes) y por otro el desarrollo de aplicaciones.

Para el desarrollo de themes la propia documentación de Shopify nos indica como es la estructura de los ficheros (layouts, templates y secciones). Los themes usan Liquid como lenguaje de marcado para templates, este lenguaje ha sido diseñado e implementado por el propio Shopify por lo que te obliga a conocerlo para poder desarrollar themes. Si bien se parece a lenguajes como Smarty tiene algunas diferencias.

La otra línea, como decia es el desarrollo de aplicaciones donde puedes desarrollar apps para publicarla en la app store y monetizarla o bien hacer desarrollo personalizado para tus clientes, por ejemplo aplicaciones de migración o aplicaciones privadas. Como no es el objetivo de esta entrada aprender a programar para Shopify, si alguien está interesado le recomiendo que pase una tarde navegando por toda la extensa documentación que tiene en su sitio web para desarrolladores.

Shopify Apps

Se dispone de una tienda de apps a modo de módulos que añaden funcionalidades a tu tienda de Shopify. Actualmente hay en total unas 3.358 aplicaciones de las cuales 1.382 son gratuitas y el resto de pago (o bien con un pago único o con un coste mensual).

Tienda de apps para Shopify.

Shopify es para …

  • Tener una tienda online sin una inversión elevada inicial.
  • Probar un producto en el mercado con poca inversión.
  • El canal orgánico es secundario en la aportación de tráfico a tu sitio web.
  • Te gusta hacer las cosas por ti mismo.
  • Quieres empezar a vender rápido.
  • Puedes permitirte un coste anual algo superior que una solución con CMS.
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar